Embajada de Australia
España
Andorra y Guinea Ecuatorial

El caso Mabo

Pending Approval

Guía sobre los pueblos indígenas de Australia

El caso Mabo

El "caso Mabo" (Eddie Mabo y otros contra el Estado de Queensland) fue una decisión del Tribunal Supremo en la que se estipulaba que la invasión británica no eliminaba ni suprimía el título aborigen nativo, y que Australia no era terra nullius (tierra de nadie). Koiki, o Eddie, Mabo, pertenecía al pueblo Meriam, dueños tradicionales de Murray Island y de las islas y los arrecifes de alrededor, en el Estrecho de Torres. En 1982, Mabo y otros cuatro isleños emprendieron un proceso judicial en el Tribunal Supremo de Australia para intentar conseguir una declaración sobre sus derechos tradicionales sobre la tierra. El juicio concluyó el 3 de junio de 1992. La decisión del tribunal estipulaba que "la tierra de Murray Island no pertenece a la Corona" y que "el pueblo Meriam tiene derecho a la posesión, ocupación, uso y disfrute de las Islas Murray".

La influencia de Eddie Mabo se dejaría sentir en el resto del país tanto como en Murray Island. Eddie Mabo murió antes de conocerse la decisión del tribunal.

El caso Mabo cambia la forma en que concebimos la ley de la propiedad en Australia. Si bien la soberanía de la Corno sigue vigente, nunca ha existido terra nullius, y en su lugar se reconoce el derecho nativo a la misma. El derecho común aborigen sobre la propiedad (o título nativo) sigue existiendo paralelamente al derecho común británico.

El título nativo se fue extinguiendo paulatinamente a medida que los gobiernos coloniales y otros posteriores emitían títulos. Es probable que el título nativo exista por encima de la tierra que esté catalogada como tierra de la Corona no enajenada, parque nacionales antes que la tierra que esté catalogada como tierra de la Corona no enajenada en el momento de la declaración, y por encima de las tierras reservadas.

Existen dos argumentos para probar que el título nativo sigue existiendo en el marco del derecho común. El grupo demandante debe probar que es dueño de la tierra según las leyes comunes de la tierra aborígenes o de los isleños del Estrecho de Torres, y los descendientes del grupo al que pertenecía la tierra en 1788 deben haber seguido vinculados a la tierra. En respuesta al caso Mabo, el Gobierno federal aprobó la Ley del Título Nativo en diciembre de 1993, y en 1994 estableció un fondo nacional de la tierra.